ES Source phrase
Translation EN

examples

  • ¡Puedes pasarte un siglo buscando cinco fantasmas por todo el Continente…!
  • Me incomoda una barbaridad y parece que estemos en el siglo pasado.
  • Sin embargo, parecía haber envejecido un cuarto de siglo en esos cinco años, aunque bien era cierto que parte del aspecto demacrado y ojeroso de su semblante podía deberse a estar atrapado en una ciudad atacada por el enemigo y la incertidumbre de no saber la suerte corrida por sus compañeros.
  • «Más vidas que un gato», habían dicho siempre de él en el Tercio, sabiendo como sabían que el sargento Centeno era de los que jamás escurrían el bulto y tal vez fuera el hombre que más veces había combatido en primera línea a todo lo largo del presente siglo.
  • Allí estaba el gran pabellón acristalado de las tiendas, donde Adams comprara una baraja de cartas, imitación de una baraja italiana de tarot del siglo xviii o xix.
  • Mientras contemplaba el monumento de hierro erigido por un hábil ingeniero en el siglo xix, me maravillé más y más de la ceguera en que había vivido durante tantos años, y solo la vergüenza me impidió volver a Garges por el camino más corto y hacer el equipaje a escondidas.
  • Tenían en Estrasburgo parientes lejanos, residentes en Francia desde el siglo xviii.
  • Una casa de pisos antigua, condenada a la demolición, adornada con un frontón llamativo, de esos con los que los arquitectos del siglo pasado intentaban dar personalidad propia a sus edificios.
  • Su abuelo le había respondido, de niсa, a esa pregunta:— Porque son la mejor compaсía que tenemos en el mar… Son simpáticos, nunca hacen daсo, e incluso protegen al náufrago de los ataques de los tiburones golpeándolos con el morro y alejándolos… El pescador que mate a un delfín sabe que se quemará en los infiernos para siempre… — Hizo una larga pausa y aсadió—: Una vez me contaron una historia de delfines… Hay muchas, muchísimas historias de delfines y debes creerlas todas porque todas son ciertas… O deberían serlo, pero ésta es especialmente hermosa, especialmente auténtica… Cuentan que a finales del siglo pasado ubo un delfín que se acostumbró a salir al encuentro de los barcos que cruzaban el peligrosísimo mar del Coral, al norte de Australia, y que navegando ante la proa, iba seсalando los lugares donde el agua era profunda y no existían arrecifes… Tan fiel era y tan bien cumplía su cometido, que jamás perdió un solo barco.
  • El Guardia Civil observó largamente a su amigo que parecía haber envejecido un siglo en quince días.
  • Pedro «el Triste», cabrero de Tinajo, nacido poco después del siglo de padre desconocido y madre de la que nadie — y él menos que nadie— recordaba siquiera el nombre, había llevado una existencia tan absolutamente al margen del resto de los humanos que probablemente en todo un aсo no había hablado nunca tanto como en el transcurso de aquella única maсana.

psychodeliczny grillete professionale piu caloroso colirio lavagante swimmbad senig siririca